Por fin abren el túnel más grande del mundo.

tunel de Sangotardo
Spread the love

El  túnel más grande del mundo.

 

Un túnel es una buena manera de librar algún cuerpo geológico, algún cuerpo de agua o pasar por debajo de una ciudad, estos nos ayudan a ahorrar tiempo en los traslados y por ende, recursos, solo que muchas veces su construcción representa un autentico reto para la ingeniería.

San Gotardo fue ese reto increíble para la ingeniería pues sus 57 kilómetros de largo no fueron nada fácil de construir, más aún, porque este tune se encuentra en las entrañas de la cordillera de los Alpes, una de las más traicioneras en Europa.

El túnel más grande del mundo se volverá una experiencia total de vieja no apta para personas que sufren por los espacios cerrados, aunque, recorriéndolo a toda velocidad, el trayecto debería ser más corto.

Esta monstruo de la ingeniería fue inaugurado recientemente del lado Suizo y se planea esté en funcionamiento para Diciembre, lo que permitirá que el lado norte del viejo continente llegue más rápido al sur y viceversa, pues con esto, se agilizará el tráfico de mercancías y de personas y se buscará reducir el impacto ambiental causado por los embotellamientos y el exceso de tráfico en carreteras aledañas.

Su tamaño es tal que se estima que 260 trenes de carga circulen al día más un total de 20 millones de pasajeros que se verán directamente beneficiados por San Gotardo.

Para ejemplificar el ahorro en los tiempos de traslados, los constructores dijeron que el trayecto de la ciudad de Zúrich (Suiza) a la ciudad de Milán (Italia) se reducirá aproximadamente una hora.

El túnel inicia en el municipio Suizo de Bodio y termina en el municipio de Erstfeld, uniendo así no solo la parte norte con la parte sur del país Europeo sino también dos culturas pues el lado sur habla italiano y el norte Alemán.

El túnel requirió de 17 años de construcción y 12.500 millones de dólares pues el reto fue tan complejo que requirieron de sofisticadas maquinas además de la construcción de un sistema de refrigeración del túnel ya que sin este y sin la ventilación adecuada fácilmente el interior alcanzaría temperaturas cercanas a los 50 grados.

28 toneladas de escombro fueron convertidas en pequeñas montañas en el valle de los Alpes, lo que nos muestra cuán colosal fue la obra y cuan colosal lo seguirán siendo lo próximo que nos traiga la ingeniería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *