Vas a viajar al extranjero? Conéctate

selfi
Spread the love

 

Viajas al extranjero?

Tus mejores ‘apps’ para conseguir Internet  

 

Viajar a un país extranjero no tiene por qué ser sinónimo de estar desconectado de Internet ni de arruinarse con el roaming. Cientos de cafeterías, restaurantes, museos y hoteles ofrecen WiFi gratuito como un extra para atraer clientes, así que solo hay que encontrar esos puntos de acceso. Y para ello, nada mejor que estas aplicaciones:

WIFI MAPPER
Se anuncia como “la mayor base de datos de puntos WiFi gratuitos, con cerca de 500 millones de redes WiFi y con dos millones de hotspots”. WiFi Mapper es, básicamente, un mapa sobre el que se muestran las redes Wifi gratuitas. La información sobre su ubicación y disponibilidad es suministrada por sus usuarios y, además, hace las veces de Guía del Ocio, ya que informa sobre qué tipo de local ofrece la conexión, por ejemplo, si es un restaurante, o un café.
Disponible para iOS y Android.

OPEN SIGNAL
Además de enseñar en un mapa los puntos gratuitos, permite ver, como si fuera una nube, la posición y el alcance del WiFi inalámbrico. También muestra la cobertura 3G y 4G de multitud de ciudades de mundo. Y por si esto fuera poco, avisa de si el punto WiFi proviene de un hogar, de un negocio, de la velocidad de descarga, de la compañía telefónica a la que pertenece, de si es segura (si hay riesgo de intrusiones) o de si se conecta mucha gente.
Disponible para iPhone y Android.

WEFI Y WEFI PRO
Con WeFi podremos ver dónde está el WiFi gratuito antes, incluso, de pisar nuestro destino. ¿Cómo? A través de su página web se puede visualizar un mapa con esta información. La versión para móviles es WeFi Pro, disponible para Android, que posibilita que nos conectemos automáticamente a todas las redes abiertas y disponibles que tengamos cerca.

WIFINDER
No solo muestra los puntos de conexión gratuitos, también las redes que están protegidas y el alcance de su cobertura.
Disponible para Android.

HOTSPOTIO
Porque no todo va a ser gorronear, con Hotspotio es viable compartir la propia conexión a Internet para que otros la puedan aprovechar. Por ejemplo, la del hotel en el que nos estemos alojando. Con ella también se puede convertir la conexión 3G o 4G que recibamos en WiFi.

MÁS OPCIONES

Por ejemplo, pagar por una tarjeta SIM.

Si eres como Enjuto Mojamuto, necesitas tu dosis diaria de internet y no soportas tener que depender de una cafetería que abra su red para conectarte, puedes comprar una tarjeta SIM en el país de destino y disfrutar de una tarifa de datos durante el tiempo que vayas a estar.

Las tarifas dependen de cada una de las operadores y son diferentes en cada país. Por ejemplo, en Japón, puedes comprar una tarjeta SIM como si fuera una Coca-Cola en una máquina de vending, situada en el aeropuerto de Narita. Por 3.450 yenes (26 euros) obtienes una que te dura una semana y que garantiza 100 Mb de descarga al día. Una vez pasada esa cantidad, la velocidad disminuirá. Y si necesitas más tiempo, por 4.950 yenes (unos 37 euros) pagas datos para dos semanas.

Si visitas el país nipón, lo más recomendable es hacerse con un aparato de MiFi, un router de bolsillo que apenas tiene el tamaño de una tarjeta de crédito y que garantiza un acceso a Internet ultra rápido —a velocidades 4G— e ilimitado. Para usarlo, solo hace falta encenderlo y conectar los móviles, las tabletas o los ordenadores a una red WiFi que el aparato crea. Diversas compañías ofrecen su alquiler y envían por adelantado el aparato al hotel en el que sus clientes vayan a hospedarse.

Para Estados Unidos, las operadoras ofrecen diversas opciones para los turistas o viajeros. Varias de ellas se pueden consultar en www.usasims.com, una web desde la que se pueden comprar tarjetas SIM prepagadas o planes que duran un mes. Por ejemplo, por 94,50 dólares se puede compraruna tarjeta de T Mobile con datos ilimitados. La web envía la tarjeta a cualquier dirección de Europa y luego los usuarios la activan online.

Otra opción es la Apple SIM, que permite contratar un plan de datos directamente desde el iPad en el extranjero que puede durar un día, una semana o un mes. Sus tarifas van desde 10 euros (75 megas para consumir en tres días como máximo) hasta 50 euros (3 Gb mensuales). Se puede comprar en cualquier tienda de Apple, pero solo se puede usar en el iPad. Lo sentimos, usuarios de iPhone (y de Android).

 imagen:pixabay [AdSense-A]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *